Mirador de Casablanca  
 
La casa se alza en la faldas de la Sierra de Albayate, entre olivos y pinos, desde el cual se divisa todo el valle que forma el diseminado de Las Navas, de gran belleza natural, de ahí que le fue dado el singular nombre de El Mirador de Casablanca, haciendo mención a la vez, de la finca rustica en que se encuentra.
La finca se ubica en mismo centro geográfico de Andalucía, en la Subbética cordobesa, junto al Parque Natural de las Sierras Subbéticas y en uno de lo repliegues de la Sierra de Albayate, en el término municipal de Priego de Córdoba (Diseminado de Las Navas).
La casa (con capacidad para 10 personas y posibilidad de 6 camas supletorias) consta de dos plantas y de unos 140 m2 por planta, tiene un enorme porche en la entrada desde el cual podemos ver todo el valle de Las Navas.
En la planta baja, nada más entrar en su interior divisamos la escalera al fondo la cual esta rodeada de dos galerías rematadas en piedra natural, a la derecha se ubica el salón con chimenea, elemento indispensable en este tipo de construcción, al otro lado del salón, en antiguas dependencias de la casa, como eran las caballerizas, se ha podido instalar la cocina y el salón comedor, decorado en agradables tonos calidos. Al lado de la entrada la casa, dispone de un dormitorio y un cuarto de baño con bañera de hidromasaje, pensado para quienes no puedan subir a la otra planta (minusválidos).
En la planta de arriba disponemos de cuatro dormitorios y dos baños completos, que han sido ubicados en los espacios propios de un cortijo como eran los graneros, el pajar, latroje,etc... dando así a la casa una total habitabilidad y confort inusual. Los dormitorios de grandes dimensiones ofrecen confort y comodidad para dos personas o más.
En el exterior la casa posee además del acogedor porche, la barbacoa y los jardines, una amplia terraza que rodea toda la casa, desde donde se podrá admirar todo el valle de Las Navas.
En otro plano del terreno se ubica la piscina, llena de luz y de sol, dotada de jacuzzi, ideal para el relax de los días veraniegos. Este recinto esta construido con piedra natural en la base de una antigua alberca, desde el cual resaltan las vistas que nos ofrece desde su mirador.